Láser

  • - Antes -

  • - Después -

El láser es una estupenda solución para dejar de ver ese tatuaje que te hiciste hace tiempo y que ya no te gusta… que no quedó como tu esperabas… que te molesta para el trabajo… o simplemente que te has aburrido de el.
No tienes que preocuparte mas. El Láser de ultima generación Q-switch es la mejor opción para la eliminación de tatuajes sin dejar marcas ni cicatrices en la piel.

Como Funciona

El Láser de Neodimio-yag Q-switched emite una luz cuya energía es absorbida por el pigmento del tatuaje. Esta energía lumínica se convierte en calor en cuestión de segundos y ese rápido aumento de la temperatura provoca la fragmentación de las moléculas de tinta y hace que se dispersen. De este modo, sin dañar la epidermis, se elimina la tinta del tatuaje que es expulsada por el cuerpo a través de los fluidos corporales.

Cuantas Sesiones Necesito

Los tatuajes realizados con tinta negra se eliminan más fácilmente que los multicolores, éstos son más difíciles de tratar debido a la composición de los pigmentos. En los tatuajes cosméticos se puede producir oscurecimiento por oxidación, haciendo que cambie el color inicial.
Se necesitan entre 2 y 6 sesiones para borrar un tatuaje (depende del tamaño). Un par de sesiones es suficiente si quieres volver a tatuarte encima.
Las sesiones tienen una duración de 20 – 30 minutos máximo.
Se deben repetir cada mes y medio o dos meses.
No necesita anestesia pero duele un poco, basta con utilizar una crema anestésica tipo EMLA.

Cuidados

Después de una sesión de láser la piel se inflama y toma una tonalidad blanquecina, para poco después enrojecer.
Tienes que mantener la zona limpia:
Lavala con agua tibia y jabón neutro (usa tus manos). Secate con papel de cocina para evitar los restos de pelusas de las toallas.
Trata la zona con pomada tipo Bephantol que ayuda a regenerar la piel.
Después de una semana o semana y media se observa el aclarado de la densidad del tatuaje.